Con la llegada del buen tiempo y los rayos de sol de la Primavera y el Verano, estamos obligados a preparar la piel para esta nueva etapa, especialmente de las zonas más sensibles,como la cara. Este Tratamiento natural nos aporta un extra de hidratación además de reducir las arrugas del cutis.

La mayor cualidad de la Vitamina C, es su gran efecto antioxidante, ayuda a bloquear el daño que causa los radicales libres, ya que nuestra piel está expuesta diariamente al humo del tabaco o la radiación, que son responsables en gran medida del cáncer, problemas cardiacos y articulares.

Nuestro cuerpo, por sí solo, no puede  producir la vitamina C, por lo que es muy importante adquirirla de forma externa mediante una buena alimentación, o con complejos vitamínicos que nos lo aporte en caso de necesitarlo.

 

¿En qué consiste la Vitamina C?

Las propiedades antioxidantes de la vitamina C son las que determinan los inmensos beneficios que ésta tiene para nuestra piel. El tratamiento Iluminador de Vitamina C aporta luminosidad instantánea, retrasa envejecimiento y descongestiona la piel.

Repara, energiza e ilumina el rostro combatiendo los signos de envejecimiento aportando antioxidantes naturales.